LAS MEJORES NOTICIAS PASAN POR RADIO GRODEK LAS 24 HORAS SIN CENSURAS

Las personas que viven con el VIH siguen enfrentando discriminación laboral

28 de Julio de 2018 | 12:47 hs.

Las personas con VIH enfrentan discriminación cuando buscan empleo, cuando quieren mantener su trabajo o cuando quieren subir la escalera laboral. La situación se agrava cuando son mujeres, según un nuevo informe presentado por la Organización Internacional del Trabajo y la Red mundial de personas que viven con el VIH.

El estudio, se basa en encuestas realizadas por equipos nacionales en Belice, Costa Rica, Honduras, Nicaragua, Grecia, Ucrania, Camerún, Malawi, Senegal, Uganda, Corea, Fiji y Timor Leste. En estos respectivos países se entrevistaron a más de 100.000 personas que son seropositivos al VIH.

El estudio fue presentado durante la Conferencia Internacional “SIDA 2018”, que tiene lugar en Ámsterdam cada dos años. Se trata de la mayor reunión mundial sobre cualquier tema de salud o desarrollo relacionado con el VIH.

“Lo que el informe muestra es que aún queda un largo camino por recorrer en nuestros esfuerzos por combatir el estigma y la discriminación relacionados con el lugar de trabajo hacia las personas que viven con el VIH¨, dijo Sasha Volgina, directora del Programa de la citada Red mundial.

Acceso a pocos empleos

El informe contiene muestra que una gran proporción de personas que viven con el VIH están desempleadas, con tasas que varían del 7 por ciento de los entrevistados en Uganda a 61 por ciento en Honduras.

Además, diez de los trece países registraron tasas de desempleo entre los entrevistados del 30 por ciento o más. Los jóvenes que viven con el VIH registran una tasa de desempleo mucho más alta, desde el 11 por ciento en Corea del Sur al 61 por ciento en Grecia, con algunos países que registran una tasa  igual o superior al 50 por ciento: Timor Leste (50 por ciento), las islas Fiyi (56 por ciento), Honduras (60 por ciento) y Grecia (61 por ciento).

Las mujeres que viven con el VIH tienen menos probabilidades de estar empleadas que los hombres en la misma situación, debido a las responsabilidades de cuidado no remuneradas. En todos los países, el desempleo de las personas transexuales que viven con el VIH permanece alto. La falta de un ingreso independiente entre las mujeres también es alta, lo cual significa que las mujeres que viven con el VIH no tienen autonomía económica en la misma medida que sus homólogos masculinos.

"Las personas que viven con el VIH tienen el derecho de trabajar y nadie debería negárselo¨, dijo Shauna Olney, jefa del Servicio de Género, Igualdad y Diversidad de Organización Internacional del Trabajo (OIT). 



Fuente: https://news.un.org/es/story/2018/07/1438582
      
 Tamaño Texto