Diario El Pais (España).

Los misterios del Sol como nunca se han visto

07 de Octubre de 2018 | 16:31 hs.

Un día nuboso como otro cualquiera en Londres. El sol se ha escondido a la altura del Museo de la Ciencia, donde lucirá durante seis meses en todo su esplendor. "Va siendo hora de reconocer la profunda influencia de esa inmensa bola de plasma que brilla a 150 millones de kilómetros y que regula la vida aquí en la Tierra", advierte el físico Harry Cliff, comisario de "The Sun: Living with our star". "La forma en que vivimos, nuestra noción del espacio y del tiempo, la manera en que nos procuramos alimento y energía... Todo, absolutamente todo, depende en última instancia del sol y es ahora cuando estamos empezando a conocerlo de cerca".

Charles Boyle, duque de Orrery, fue un noble apasionado por la ciencia que encargó al maestro relojero George Graham la construcción de uno de los primeros "planetarios" mecánicos de los que se tiene constancia, fechado en el año 1712. Fiel a las teorías de "mecánica celestial" de Isaac Newton, el dispositivo demuestra cómo la Tierra y la Luna orbitan alrededor del sol, poniendo fin a siglos y más siglos de "geocentrismo". En homenaje al patrón de las ciencias, pequeño "planetario" fue bautizado en inglés con el nombre de "orrery". El astrónomo Warren de la Rue diseñó en 1857 el primer instrumento diseñado específicamente para fotografiar el sol. Mitad telescopio, mitad cámara fotográfica, el aparato fue trasladado en 1860 a España para capturar las primeras imágenes de un eclipse solar, y fue posteriormente instalado en el Observatorio Kew de Londres. Otra "joya" de la exposición es el espectroscopio astronómico diseñado por Norman Lokyer, que identificó en 1868 la presencia de un elemento químico que bautizó como helio. Este año se celebra el 150 aniversario del "descubrimiento".


Setecientos años antes de Cristo, los babilonios fueron capaces de "avistar" las manchas solares y dejar constancia en una tableta, cedida para la ocasión por el Museo Británico. Los agricultores estaban convencidos del estrecho vínculo entre las manchas solares y los años de hambre y mala cosecha. Las manchas solares corresponden en realidad a regiones del sol con temperatura más bajas e intensa actividad magnética. Una sola mancha puede medir hasta 12.000 kilómetros, tan grandes casi como el diámetro de la Tierra, aunque se han detectado grupos de manchas solares que ocupan en conjunto una superficie hasta diez veces mayor. 



Fuente: http://www.elmundo.es/ciencia-y-salud/ciencia/2018/10/05/5bb788aa268e3eff258b45d0.html
      
 Tamaño Texto