LAS MEJORES NOTICIAS ESTAN EN RADIO GRODEK. RADIO GRODEK SIEMPRE CON LA VERDAD SIN CENSURA, INDEPENDIENTE DE TODO GOBIERNO,NO DE VOS...

El entusiasmo en Wall Street terminó: los temores por el coronavirus están de vuelta

11 de Junio de 2020 | 23:30 hs.

(CNN Business) — El tren desbocado de Wall Street ha sido descarrilado por una fuerza casi tan poderosa como el dinero fácil: una buena dosis de realidad. El Dow cayó el jueves 1.800 puntos, o 6,8%, en la mayor venta de acciones desde principios de abril. Incluso el Nasdaq, que estaba al rojo vivo, cayó un 5,1%.

 La venta brusca fue impulsada en gran parte por el temor a un resurgimiento de la pandemia de coronavirus que destrozó la economía. Varios estados de Estados Unidos que reabrieron hace unas semanas ahora están reportando un aumento en las infecciones y hospitalizaciones.

Wall Street no está preparado para una posible segunda ola de la pandemia. Esta socavaría por completo el optimismo extremo sobre la economía que había catapultado las acciones estadounidenses a niveles récord. “La recuperación en el mercado bursátil desde los mínimos del 23 de marzo fue simplemente exagerada”, dijo David Kelly, estratega jefe de mercado global de JPMorgan Funds. “Todavía estamos en una recesión muy profunda. Todavía tenemos una gran incertidumbre sobre el virus, pero también sobre los estímulos y la política“, agregó.

Pero no sabrías esto al mirar los mercados, que han emergido incluso ante las noticias más terribles sobre la economía. Impulsado por un estímulo sin precedentes de la Reserva Federal, el S&P 500 subió hasta un 44% desde sus mínimos. El Nasdaq había subido un 46% y ya había establecido nuevos máximos.

“El mercado está fijando los precios en una recuperación en forma de V. Pero lo que realmente tienes es una gran depresión, un bache y luego un arrastrarse hasta que obtengamos una vacuna”, dijo Kelly.

El “desempleo masivo” no va a desaparecer en el corto pl azo

El informe sorprendentemente fuerte sobre el empleo en mayo, que mostró un aumento inesperado de las contrataciones, aumentó las esperanzas de una recuperación económica sólida.

Pero el Departamento de Trabajo informó el jueves que otros 1,5 millones de estadounidenses solicitaron subsidios por desempleo por primera vez la semana pasada. La buena noticia es que estas reclamaciones iniciales han disminuido durante 10 semanas seguidas. La mala noticia es que siguen siendo extremadamente elevadas. Antes de esta crisis, la cifra de solicitudes por desempleo semanal más grande fue de 665.000, durante la Gran Recesión. En otras palabras, los reclamos siguen aumentando a más del doble del ritmo récord anterior.

“El desempleo masivo será la condición principal que defina la narrativa económica en el futuro”, escribió Joe Brusuelas, economista jefe de RSM International, en un informe el jueves.

Las hospitalizaciones aumentaron en 12 estados

Mientras tanto, los números de coronavirus se han deteriorado en los últimos días, lo que aumenta el temor de que se restablezcan las restricciones sanitarias que causaron los despidos masivos en primer lugar. Una segunda ola desaceleraría la economía, dañaría las ganancias corporativas y afectaría la confianza de los consumidores y las empresas.

    Aunque las tendencias en los estados más afectados como Nueva York y Nueva Jersey continúan mejorando, ha habido una aceleración de casos en algunos estados que ya han reabierto. Las hospitalizaciones por coronavirus han aumentado en 12 estados desde el fin de semana del Día de los Caídos: Alaska, Arkansas, Arizona, California, Kentucky, Mississippi, Montana, Carolina del Norte, Oregón, Carolina del Sur, Texas y Utah.

    El analista en biotecnología de Morgan Stanley Matthew Harrison calificó a las tendencias como “manejables”, pero señaló que son una “señal preocupante para la caída” cuando el espacio en los hospitales sea más limitado y las personas estén atrapadas en sus casas.

    Harrison rechazó el argumento de que el aumento reciente en los casos se debe principalmente al aumento de las pruebas.

    “Concluimos que la propagación comunitaria activa probablemente siga en curso”, escribió Harrison en un informe del jueves para los clientes. Aunque las tendencias en los estados más afectados como Nueva York y Nueva Jersey continúan mejorando, ha habido una aceleración de casos en algunos estados que ya han reabierto. Las hospitalizaciones por coronavirus han aumentado en 12 estados desde el fin de semana del Día de los Caídos: Alaska, Arkansas, Arizona, California, Kentucky, Mississippi, Montana, Carolina del Norte, Oregón, Carolina del Sur, Texas y Utah.

    El analista en biotecnología de Morgan Stanley Matthew Harrison calificó a las tendencias como “manejables”, pero señaló que son una “señal preocupante para la caída” cuando el espacio en los hospitales sea más limitado y las personas estén atrapadas en sus casas.

    Harrison rechazó el argumento de que el aumento reciente en los casos se debe principalmente al aumento de las pruebas.

    “Concluimos que la propagación comunitaria activa probablemente siga en curso”, escribió Harrison en un informe del jueves para los clientes. Un modelo influyente citado por la Casa Blanca ahora predice que las muertes diarias disminuirán en junio y julio, antes de registrar un aumento brusco en septiembre.

    “El mercado no está preparado para una segunda ola que resultaría en cierres adicionales”, dijo Jeff Kleintop, estratega jefe de inversiones globales de Charles Schwab.

      A pesar del empeoramiento de las tendencias del coronavirus, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, dijo que el Gobierno federal no volverá a encerrar a toda la nación para combatir la pandemia.

      “No podemos cerrar la economía de nuevo”, dijo Mnuchin a CNBC el jueves. “Hemos aprendido que si cierras la economía, crearás más daños, no solo daños económicos. Problemas médicos y todo lo demás que queda en suspenso”, agregó.

      Sin embargo, algunas partes del país podrían necesitar restablecer algunas restricciones para el cuidado de la salud si surgen brotes.

      Aerolíneas y compañías de cruceros aplastadas

      El optimismo sobre las tendencias de la pandemia llevó a los inversores a apostar en las últimas semanas en los sectores del mercado de valores más expuestos, incluidas las aerolíneas, cruceros y hoteles. Esa tendencia ahora se está invirtiendo.

      American Airlines cayó más del 10% el jueves, resignando una parte de su impresionante aumento de 68% en un mes. Spirit Airlines perdió un 15%, borrando parte de su sorprendente subida del 84% en el mes anterior a esa fecha.

      Asimismo, Royal Caribbean y Carnival cayeron en cifras dos dígitos el jueves. Ambas habían subido más del 49% durante el mes anterior.

      El mercado de la energía también sufrió un golpe, y los inversores vendieron acciones de compañías petroleras con grandes deudas como Occidental Petroleum, que cayó un 13%.

      Los precios del petróleo en Estados Unidos, que habían subido de -40 dólares por barril el 20 de abril a 40 dólares esta semana, cayeron. El crudo cayó un 8% a 36 dólares por barril.

      “La idea de que la demanda de hoteles, la industria de viajes o la demanda de energía volverán rápidamente, esos son sueños”, dijo Kelly de JPMorgan.

      Las esperanzas de la vacuna

      En medio de la crisis del mercado, el presidente Donald Trump expresó su confianza en las perspectivas económicas y de salud.

      “Tendremos un muy buen tercer trimestre, un gran cuarto trimestre y uno de nuestros mejores años en 2021”, tuiteó Trump el jueves. “Pronto tendremos una vacuna y una cura terapéutica. Esa es mi opinión. ¡MIREN!”, agregó.

      El Dr. Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas de la nación, ha dicho que confía en que una candidata a vacuna se probará como segura y efectiva para el primer trimestre de 2021. Pero algunos médicos dicen que ese es un marco muy optimista.

      Kelly advirtió que no hay garantía de que una vacuna será efectiva, ni que la mayoría de la población aceptará dársela.

      “Podríamos ser perseguidos por esto durante algún tiempo”, dijo.

      La fuerte venta de acciones en Wall Street el jueves traerá de vuelta malos recuerdos de la agitación en febrero y marzo que sacudió los mercados.

      Pero Schwab de Kleintop no cree que las acciones estadounidenses necesariamente vuelvan a sus mínimos del 23 de marzo.

      “Tal vez solo necesitemos descansar unas pocas semanas de la carrera”, dijo Kleintop.

      Aún así, dado el rápido aumento del mercado de valores en este lapso, podría ser un descanso doloroso.




            Fuente: https://cnnespanol.cnn.com/2020/06/11/la-fiesta-de-wall-street-termino-los-temores-por-el-coronavirus-estan-de-vuelta/
                  
             Tamaño Texto