LAS MEJORES NOTICIAS ESTAN EN RADIO GRODEK. RADIO GRODEK SIEMPRE CON LA VERDAD SIN CENSURA, INDEPENDIENTE DE TODO GOBIERNO,NO DE VOS..

LA POST PANDEMIA: Cómo será la aviación después del Covid-19

06 de Setiembre de 2020 | 17:36 hs.

Volar no será igual después del Covid-19: viajar será más caro, algunas aerolíneas quedarán en el camino, se cerrarán rutas y la demanda caerá hasta tanto se logre recuperar la confianza de los consumidores, lo que en gran medida depende de la velocidad con la que se logre controlar la pandemia.

 A la reducción en la cantidad de pasajeros  y al aumento de los costos extra que las aerolíneas deberán afrontar para intensificar los controles sanitarios, Andy Ricover, Especialista senior en transporte aéreo, suma otro factor que colaboraría en el encarecimiento de los tickets: los vuelos no funcionarán con su capacidad completa.

Pasajes más caros

“El precio de los pasajes subirá en el corto plazo porque los vuelos no podrán llevar tanta gente. Teniendo que dejar a las personas distanciadas, los índices de ocupación serán menores, y habrá que cobrarle más a cada pasajero para cubrir los costos operativos”, explica antes de detallar lo que está ocurriendo ahora en China.

“Ellos están con una recuperación bastante buena de los aviones, y sientan a los pasajeros con un lugar libre en el medio. Quiere decir que la cantidad de pasajeros que podés poner en un vuelo se reduce”, dice Ricover que por pedido del Banco Mundial está desarrollando un trabajo en el que se analiza la situación de las líneas aéreas en América Latina y el Caribe desde el punto de vista de su sustentabilidad financiera. Pero si se trata de recuperar la confianza y con ello aumentar, ¿no sería lógico ofrecer súper promociones para que la gente vuelva a viajar (de hecho Latam está ofreciendo promociones para comprar pasajes ahora con descuentos de hasta 40% y cambiar sin penalidades las fechas de viaje)?

Joan Rojas, socio de Aviación de ALG, cree que la ecuación no es tan directa.

“Cuando vayas a poner un vuelo lo tendrás que sopesar mucho. Hasta ahora ponías los aviones y los llenabas con más de un 80% de ocupación. Ahora, asumiendo que habrá incertidumbre sobre la demanda, es posible que se compense con tarifas más altas. No tengo claro que la reducción de tarifas sea la clave para estimular la demanda. El público que era más sensible a las tarifas, es el público que al que más está golpeando esta crisis”, explica.

¿Ofertas relámpago?

Carlos Ozores, director de ICF, consultora norteamericana especializada en aviación, disiente.

“Indiscutiblemente cuando todo empiece a normalizarse habrá menos oferta y eso repercutirá en las tarifas. Y ahí hay dos aspectos. Por un lado las aerolíneas deberán volver a generar rápidamente más tráfico, especialmente cuando se reabran los cielos. Y cuando eso pase las aerolíneas no tendrán nada vendido y necesitarán llenar los aviones rápidamente, por lo que no descartamos que haya un período de grandes ofertas en las tarifas”, especula.

En las últimas semanas, tanto la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) como la Asociación de Transporte Aéreo de Latinoamérica y del Caribe (ALTA) advirtieron sobre “una pandemia de quiebras”  si los gobiernos no toman cartas en el asunto y destacaron de modo especial que hay alrededor de 25 millones de empleos relacionados con el sector que están en riesgo. ¿Cuánto tardará en recuperarse la actividad?

Desde Israel, Ricover dice que la rapidez de la recuperación de la actividad dependerá mucho de la posibilidad de contar con test inmediatos y con eso también podríamos ser testigos de otro cambio en el sector.

De los detectores de metales a los de virus

“De la misma manera que un a un pasajero se lo revisa para ver si porta un arma (a través de los detectores de metales), el día de mañana se lo revisará para comprobar, en tiempo real, si porta un virus, y eso podría ocurrir en la misma en la misma fila de embarque”, comenta. Ozores traza un paralelismo similar: “Como antes se tenía que generar confianza ante posibles amenazas terroristas, de ahora en más se tendrá que hacer lo mismo con los temas de salud”.

Ozores cree que los mayores cambios post Covid-19 se verán en los procesos de la industria.

“Hay que pensar que hay dos fases para la recuperación: la primera es que se levanten las cuarentenas. Entonces empezaremos a salir de nuestros nidos pero con mucha cautela, porque nada se ha resuelto y tendremos que mantener medidas de distanciamiento social, usar máscaras, etc. En EE.UU. se dice que no habrá espectáculos deportivos por mucho tiempo. En ese contexto, la aviación tendrá que tomar medidas para devolver la confianza al consumidor”, dice desde Los Angeles.

Economía en el limbo

Ozores opina que “eventualmente, las cosas volverán a la normalidad cuando se encuentre una cura que nos permita lidiar con el virus con menores tasas de mortalidad” y según advierte, hasta que eso no suceda, la economía seguirá en una suerte de limbo.

“Lo de los asientos intercalados o las medidas para que la gente no se amontone en los aeropuertos, los veo como cambios de corta duración. Todo eso pasará durante algunos meses, pero cuando tengamos una cura volveremos a ir a teatros, estadios. Volveremos a nuestra vida normal.”

Entre 18 y 24 meses

Luego cuenta que en ICF acaban de realizar una encuesta cuyo resultado indica que esta nueva realidad se extenderá por el próximo año y medio o dos.

“En ese tiempo nos comportaremos de otra forma. Y en ese nuevo mundo será impensable que alguien se suba a un avión sin haber pasado por un chequeo sanitario. Es como cuando viajás con un perro, que para cruzar la frontera necesita su documentación de vacunas, etc. Es muy probable que se aplique algo así para los pasajeros”, acota.

Sin dudarlo, Ozores agrega que “seguro” habrá cosas que cambien a partir de la pandemia, tal como pasó tras los atentados del 11 de septiembre de 2001, cuando se intensificaron los controles de seguridad, se estableció una cantidad de líquido máxima para llevar a bordo y las la puertas de la cabina del piloto se hizo antibala, por caso.

Menos rutas

Rojas hace hincapié en otro de los cambios importantes que provocará el nuevo escenario: la reducción de rutas.

“Lo que empezó a pasar en los últimos años es que ciudades secundarias empezaban a tener vuelos internacionales y ahora, con la caída de la demanda, pasaran algunos años antes de recuperar estos tráficos”, explica desde España.

Ricover amplía la idea al advertir, con casos concretos, lo que podría ocurrir.

“En los últimos años el tráfico aéreo floreció tanto que se empezaron a desarrollar rutas más pequeñas. La demanda daba para sustentar vuelos internacionales a ciudades secundarias, como los vuelos de Air Europa a Córdoba. Ahora muchos destinos secundarios de líneas aéreas internacionales van a desaparecer. Otro caso, COPA volaba a Rosario y a Córdoba, y llevará tiempo para que puedan reanudarlos. Las aerolíneas primero volverán a lo básico, a volar a los grandes centros”, describe.

El tamaño de los aviones

Y suma otro punto que por estos días también es cuestión de análisis: en el nuevo mundo de la aviación post COVID-19, ¿serán más útiles los aviones grandes o los más pequeños?

“Creo que el nuevo panorama puede traer una demanda por aviones grandes nuevamente porque empezaremos a ver tránsito en las rutas troncales nuevamente, que se habían venido abandonando con la proliferación de nuevas rutas punto a punto”, opina Ricover.

 Patricio Sepúlveda, Ceo de AeroNex, ex presidente de LAN por 10 años y vicepresidente de IATA, admite que hoy existen enormidad de recursos para hacer proyecciones y estudios, pero que en la actual situación “no hay modelo econométrico que funcione” ya que faltan elementos porque “no hay antecedentes de algo así”.

Sin dudarlo, asegura que se trata de la “la crisis más severa” en la historia de la aviación.

Terrorismo sanitario

Admite que, aunque se centraron en EE.UU., los atentados del 11 de septiembre de 2001 impactaron a toda la aviación, pero señala una diferencia importante con lo que ocurre hoy: “Entonces, el instrumento utilizado como arma letal fueron los aviones. Esta vez nadie sabe dónde está ni cuán cerca. Es un enemigo invisible. Es una situación muy distinta. Hoy es el mundo el que está parado y la aviación sufre las consecuencias de eso”.

Respecto de los tiempos de recuperación arriesga que hacia el primer semestre de 2021 podría verse una “estabilización total”, pero con un dato fundamental: “la torta” a la que tendrá acceso el sector -incluye pasajeros, carga y negocios conexos-, será un tercio más chica.

Estacionamientos aéreos

De acuerdo con datos oficiales, más del 90% de la flota global de aviones de pasajeros está en tierra  en lo que se podría denominar “cuarentena aérea”.

Para tener una idea de las dimensiones de lo que eso significa basta citar los datos del último Pronóstico del Mercado Global de Airbus, según el cual, el año pasado, en el mundo, había 22.680 aeronaves.

¿Dónde y cómo se estaciona semejante cantidad de aviones?

Sepúlveda dice que se trata de un tema serio ya que los aeropuertos, en general, no tienen espacio suficiente para acomodar semejante stock de aviones en tierra por mucho tiempo.

“En general, cuando hay que parar un avión, aquí en Estados Unidos se manda a las zonas desérticas para evitar la corrosión y el daño del material”, agrega.

Baches en los aeropuertos

Rojas comenta que en estas semanas se han visto calles de rodaje llenas de aviones, y que eso puede afectar al pavimento ya que, en zonas de vientos importantes, hay que poner sobrecarga a las aeronaves para que no se muevan. Es, según reflexiona, otra de las situaciones que nadie se había planteado.

Ricover agrega que como los aeropuertos están cerrados, permiten dejar sus flotas ahí pero eso trae todo tipo de problemas en la infraestructura.

“Por ejemplo, en aeropuertos en donde no hay donde estacionar a tantos aviones, como en Heathrow (Londres), los ponen en las calles de rodaje. Los pavimentos no están hechos para soportar tanta carga estática, tanto tiempo. Se van agotando los pavimentos y por lo tanto se necesitarán muchos trabajos de reparación” luego, coincide.

Esta historia continuará…

El sector de la aviación genera alrededor del 3,6% del PBI mundial y aproximadamente 65 millones de empleos. Hoy vive una situación crítica, la más grave de su historia (en eso coinciden todos los expertos consultados).

Quedan aún muchas dudas pendientes: ¿Cuántas aerolíneas sobrevivirán al COVID-19? ¿Cuáles serán los mecanismos de salvataje que se pondrán en marcha? ¿Qué pasará con las low cost? ¿Es cierto que el transporte de carga pasó de ser la Cenicienta del sector a la niña bonita? ¿Y cómo impactarán los cambios que están sufriendo negocios estrechamente relacionados con la aviación como el turismo, los cruceros, los viajes de negocios y la industria aeronáutica?

 



Fuente: https://tradenews.com.ar/como-sera-la-aviacion-despues-del-covid-19/
      
 Tamaño Texto