UNICO MEDIO RADIO GRODEK:

Los medios nos preguntamos: ¿Y si Trump no puede postularse? Muchos pasos están claros, pero otros no

04 de Octubre de 2020 | 23:47 hs.

La Constitución dice que el vicepresidente es el siguiente funcionario en la línea de sucesión, si el presidente muere o ya no puede servir, pero las cosas se complican a partir de ahí. WASHINGTON — El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, resultó positivo en una prueba de coronavirus y eso ha planteado la posibilidad, por remota que sea, de que pueda quedar incapacitado o morir en el cargo si sus síntomas empeoran.

  • Imagenes[0]
  • TimesTimes

 Aunque eso sigue siendo muy poco probable y, el viernes, pocas personas en Washington estaban dispuestas a discutir esa posibilidad cuando Trump fue trasladado al Centro Médico Militar Nacional Walter Reed para recibir tratamiento, la Constitución y el Congreso establecieron hace mucho tiempo un plan de sucesión para garantizar que Estados Unidos esté protegido de adversarios y conflictos internos cuando el mandatario electo no puede ejercer su cargo. La Constitución deja en claro que el vicepresidente es la primera opción para para suceder al presidente en caso de que muera en el cargo, y puede intervenir para asumir temporalmente los deberes de la presidencia si el comandante en jefe queda incapacitado. El vicepresidente Mike Pence, de 61 años, dio negativo a la prueba de coronavirus el viernes.

Sin embargo, otras situaciones se vuelven mucho más complicadas y están envueltas en una serie de diatribas legales sobre qué hacer si un presidente no puede ejercer sus funciones pero se niega a renunciar a ellas, o si gana las elecciones pero no puede ejercer los deberes del cargo, o qué sucedería si el presidente y el vicepresidente están incapacitados.

A continuación explicamos qué sucedería en diversas situaciones que pudieran comprometer al presidente de Estados Unidos:

La Constitución y las leyes son más claras en los casos en que un presidente muere o debe renunciar a su cargo. La vigesimoquinta enmienda establece que: “En caso de destitución del presidente de su cargo o de su muerte o renuncia, el vicepresidente se convertirá en el presidente”.

 El ascenso de un vicepresidente no es algo inédito en la historia de Estados Unidos. En ocho ocasiones, un vicepresidente ha tenido que asumir el cargo más alto de la nación debido a la muerte del mandatario, la más reciente sucedió en 1963 por el asesinato de John F. Kennedy, cuando Lyndon B. Johnson se convirtió en presidente. (En 1974, el vicepresidente Gerald Ford asumió la presidencia después de la renuncia de Richard M. Nixon).

La Constitución establece que el Congreso debe decidir qué sucede si el vicepresidente también muere o no puede servir, y se han promulgado varias leyes para prever las contingencias.

La más reciente es la Ley de Sucesión Presidencial que se promulgó en 1947, después de la muerte del presidente Franklin D. Roosevelt en 1945 (se modificó nuevamente en 2006). El estatuto dice que el presidente de la Cámara es el siguiente en la línea de sucesión, seguido por el presidente pro tempore del Senado y luego v



    Fuente: https://www.nytimes.com/es/2020/10/02/espanol/trump-sucesor-constitucion.html
          
     Tamaño Texto