Con esta nueva medida tomada por la Intendencia capitalina, se agrega una hora más al último horario permitido, que se extendía entre las 7 de la mañana y las 23. No habrá cambios en cuanto a los protocolos de prevención contra el Coronavirus; continuarán tal y como recomiendan desde el Comité Operativo de Emergencia (COE) dependiente del Gobierno provincial.
 
Protocolo de atención a clientes en bares y restaurantes:

- Modalidad delivery y servicio take away: hasta las 24 horas.

- Solo mesas en el exterior del local, al aire libre (no patios internos).

- Límite de 3 personas por mesa.

- 2 metros de distancia entre sillas de mesas contiguas.

- Sanitizante en cada mesa.

- Uso de barbijo en todo momento, salvo para ingerir alimentos o bebidas.
 
Por otro lado, continuará vigente el permiso excepcional del municipio para que bares y restaurantes puedan ubicar sus mesas y sillas en la vía pública –en veredas, plazas y otros paseos públicos-, para potenciar la atención al público al aire libre.

Los negocios gastronómicos habían sufrido nuevamente el cierre de sus puertas, 15 días desde el pasado 29 de agosto y hasta el 14 de septiembre, semanas después de que en Tucumán se confirmara la circulación comunitaria del virus SARS-CoV-2 en toda el área metropolitana tucumana.

A la fecha, San Miguel de Tucumán acumula un total de 24.800 contagiados detectados desde el 19 de marzo. Continúa siendo el departamento con mayor cantidad de casos confirmados por día.

A contramano de la decisión del gobieno municipal, este viernes el titular de Sistema Provincial de Salud (SiProSa), Luis Medina Ruiz, volvió a insistir con un endurecimiento de las medidas preventivas, ante el pedido de otros sectores económicos para flexibilizar nuevas actividades. “Nosotros pensamos que deberíamos ir a una mayor restricción un par de semanas. Y después abrir. Estamos todavía en una situación muy arriesgada de una posible saturación del sistema de salud”, explicó el funcionario provincial esta mañana, en radio LV12.